Instalar este tema
Ya que nos gusta hablar de que hay que poner a las personas en el centro, de la empatía, de la felicidad… entonces seamos coherentes: para entender hay que escuchar y sembrar las calles de conversaciones. Y no perderse en lo difuso, sino ir centrándonos en informar y reivindicar sobre problemas concretos bien identificados

proxectomascaras:

Por mucho que se intente planificar siempre hay alguna interferencia en el camino que nos reconduce o que nos dice “por aquí no”. Asimilar cambios, tomar decisiones, aprender en nuevos campos de actuación, etc.necesita de tiempo para entender y saber que hacer.

A veces, por querer comprender rápido se cae en la trampa de teorizar para explicar. Y no. Los atajos son malos compañeros en estos casos, desdibujan a las personas y a la realidad.

A veces, sólo a veces…

Retirarse no es rendirse,
ni estar en contra es agredir.

Cambiar no es hipocresía
y derrumbar no es destruir.

Estar a solas no es apartarse,
y el silencio no tener qué decir.

En el concepto de integración la movilidad es una parte muy importante, pero eso significa eliminar barreras, como han hecho en Vitoria con el asunto de los tranvías, no generar otras nuevas con odios y enfrentamientos. Un buen transporte público es mucho más importante que una plaza reservada, pero no sólo para las personas con discapacidad, sino para el conjunto de la ciudadanía.

enpalabras:

38 segundos terapéuticos (ficcionando instintos básicos)

Si no lo usas para nada…

"Una vez a la semana, Scott viajaba a Neubrandenburg, el pueblo más cercano, para tener un poco de contacto con el bullicio de una pequeña ciudad. Cada vez que llegaba allí se encontraba con la misma situación en las inmediaciones de la parada de los trenes".

En el exterior de la estación había una importante intersección, o, en cualquier caso lo era en Neubrandenburg. Un tráfico bastante animado de peatones, coches y camiones controlados por un juego de semáforos circulaba durante el día. A finales de la tarde, sin embargo, el tráfico de vehículos prácticamente desaparecía, mientras que el tráfico de peatones que salían a disfrutar de la brisa nocturna se intensificaba. Entre las nueve y las diez de la noche, cincuenta o sesenta peatones, algunos de ellos un poco tocados por el alcohol, solían cruzar la calle en esa intersección. Los temporizadores de los semáforos estaban programados, supongo, para el tráfico de vehículos de mediodía. Una y otra vez, cincuenta o sesenta personas esperaban pacientemente en la esquina de la calle a que el semáforo cambiara a su favor: cuatro minutos, cinco, tal vez incluso más tiempo. Parecía una eternidad, cuenta en un capítulo de su libro Elogio del Anarquismo (Crítica).

Extracto de: La Gimnasia de la desobediencia

La vida está al alcance del salto que nunca damos.
Julio Cortázar (via daline)
Todo puede suceder. Todo es posible y probable. El espacio y el tiempo no existen. Sólo en la insignificancia dentro del encuadre de la realidad, la Imaginación gira, emitiendo nuevos patrones.
August Strindberg (via brillasobreti)